Talleres empató con Tolima en Colombia

Talleres empató con Tolima en Colombia

Bajo la lluvia, el equipo del Cacique igualó ante Tolima en un partido de ida y vuelta. Lo pudo haber ganado, pero Guido Herrera le pifió feo y regaló el 1-1.

 

La derrota como local ante Emelec, en el debut en esta Copa Sudamericana, había obligado a Talleres a ir a buscar los puntos perdidos a la lejana Tolima. Sin unidades y bajo una lluvia torrencial, el equipo argentino tuvo una de esas paradas bravas que tanto le gustan. A imagen y semejanza del Cacique Medina, su técnico, la T muestra personalidad en esta clase de partidos. A pesar de no ganar, lo hizo bien. El contexto fue el más complicado que pudo tener, porque a una cancha mojada y rápida, pese a la cantidad de agua caída, se le sumó un Tolima muy veloz en ataque. Miranda, Campaz y Estupiñán, los integrantes del tridente ofensivo del mediocampo eran flechas que salían disparadas cada vez que Talleres perdía la pelota. Por eso tuvieron mucho trabajo Tenaglia y Díaz, los laterales del equipo visitante. Jugaron constantemente ante los extremos colombianos.Quizás a partir de allí la T empezó a edificar un primer tiempo muy sólido y en el que se terminó yendo arriba.

En esa primera etapa, y antes del blooper, el arquero Guido Herrera era figura al hacer fácil lo difícil y atajar un par de remates de media distancia. Los del Cacique Medina entendieron que el partido, al menos en el inicio, estaba en los espacios que se creaban entre los defensores y volantes de Tolima cuando los colombianos adelantaban líneas. De contra, Fragapane pudo haber puesto el 1-0, pero dentro del área se perdió un gol insólito. Tras una habilitación de Auzqui y con todo el arco para definir, el delantero ya vendido a la MLS remató desviado.

Fue una de esas jugadas que no están permitidas fallar en esta clase de partidos. Sin embargo, Tenaglia maquilló el error de su compañero. A los 43 minutos del primer tiempo, y a la salida de un tiro de esquina, el lateral aprovechó un cabeza y empujó casi en la línea para que los cordobeses pudieran descansar e ilusionarse con volver al país con los tres puntos.

Sin embargo, el gol del Tolima llegó de la manera menos pensada. Toda la imagen de imbatible que había generado Guido Herrera se derrumbó en un instante. A los 11 minutos del segundo tiempo, cuando los colombianos no encontraban herramientas para generar peligro, el arquero de la T se equivocó feo y le regaló el error. Recibió un pase atrás de Díaz sin ningún rival cerca. Herrera tuvo tiempo de parar el balón y rematar de zurda muy tranquilo, pero le pegó muy mal, la pelota quedó muy corta y en los pies de Campaz. Justo el que mejor le pega de afuera, se acomodó y la puso en un ángulo con el 1 de Talleres fuera de foco. Ahí se puso complicado el partido para los de Córdoba. Tras el 1-1 pasaron algunos instantes incómodos, aunque con el paso de los minutos se fueron acomodando, volvieron a emparejar el partido y sobre el final casi lo ganan con un tiro libre al borde del área. Un punto valioso.

 

Fuente: Diario Olé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *