Bolsonaro confirmó la Copa América en Brasil

Bolsonaro confirmó la Copa América en Brasil

Además, el gobierno brasilero confirmó cuatro sedes para este certamen: Río de Janeiro, Brasilia, Goiás y Mato Grosso. 

 

Tras las protestas, los posibles reclamos ante la Justicia y las dudas en cuanto a la realización del torneo en Brasil, el gobierno de Jair Bolsonaro ratificó este martes por la tarde la Copa América. Se jugará en cuatro sedes: Río de Janeiro, Goiania, Mato Grosso y Brasilia.

La primera sede en ser anunciada fue Brasilia, la capital del país, en donde se encuentra el estadio Mané Garrincha. Luego se ratificaron las otras ciudades, pero todavía no se informó dónde jugará la Selección ni el resto de los equipos.

El gobierno brasileño también adelantó que los partidos se disputarán sin público. Las delegaciones tendrán un máximo de 65 miembros y todos tendrán que ser vacunados antes del comienzo de torneo.

La Conmebol había anunciado el lunes la mudanza del torneo. Pero aún el certamen no se había tenido la confirmación oficial del gobierno. Este martes por la mañana, el presidente Jair Bolsonaro manifestó que si fuera por él, habrá Copa América. Y finalmente, el ministro jefe de la Casa Civil, Luiz Eduardo Ramos, aseguró los escenarios en los que se jugará.

“Confirmada la Copa América en Brasil. Venció la coherencia! Brasil que alberga los partidos de la Libertadores, Sudamericana, sin hablar de los campeonatos regionales y brasileños, no podría dar la espalda a un campeonato tradicional como este”, escribió el mismo ministro que el lunes había dicho que aún no estaba oficializado el torneo.

Algunos gobernadores se opusieron a albergar el certamen. Hubo muchas críticas en las tapas de los diarios de este martes. Incluso, hubo amenazas desde la oposición de llevar el caso a la Corte Suprema. Jair Bolsonaro manifestó este martes que tenía el aval del área de salud. Y argumentó: “Hay Copa Libertadores, hay Copa Sudamericana, ahora vienen partidos de las Eliminatorias. Nadie dice nada de eso, pero si es la Copa América entonces va a causar aglomeraciones y no se puede jugar”.

Brasil ya sufrió 463.000 muertes por Covid desde el inicio de la pandemia y hubo 16,5 millones de casos confirmados. En ese escenario, en el congreso se abrió una investigación sobre el ejecutivo por el manejo de la salud pública en la pandemia. El titular de la comisión, Renan Calheiros calificó la decisión de jugar en Brasil como de “desprecio”. También le pidió ayuda a Neymar para interceder a frenar el torneo.

En la Selección cayó como una bomba el cambio de sede a Brasil. El único futbolista en hablar hasta ahora fue Agüero, quien advirtió que “si está complicado, no se va a poder jugar”. Con la oficialización se terminaron las especulaciones. Y queda esperar el nuevo fixture.

 

Fuente: Diario Olé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *