Agustín Rossi: “Este partido valía mucho”

Agustín Rossi: “Este partido valía mucho”

El arquero de Boca, que tapó el primer penal ejecutado por River destacó el sufrimiento que padeció el grupo y que se “merecían” un triunfo como el que tuvieron. Rojo e Izquierdoz hablaron en el mismo sentido.

El arquero de Boca Juniors, Agustín Rossi, figura en los penales para eliminar a River Plate y pasar a los cuartos de final de la Copa Argentina, admitió que “este partido valía mucho” y se ilusionó con que empiecen a llegar “las cosas buenas” para el equipo.

“Este partido valía mucho, después de todas las cosas que pasamos el grupo se merecía algo así”, indicó Rossi luego del choque con River y en alusión a lo sucedido en la Libertadores, en la que quedó eliminado con escándalo ante Mineiro, en Brasil, y el plantel fue obligado a permanecer aislado a su regreso.

“Nos tuvimos que encerrar, jugamos dos partidos con los chicos… No sé si llegábamos golpeados al clásico de pero sí con ganas de pasar. Nos merecíamos esto”, enfatizó el arquero.

Rossi también aseguró que tenía “estudiado” al delantero de River Julián Álvarez, al que le tapó el penal en la definición, y expresó su deseo de “seguir avanzando y llegar a la final” del certamen.

Por su parte, el defensor Carlos Izquierdoz admitió que el choque con River “fue trabado, deslucido, los superclásicos suelen salir así”; y que a Boca le costó generar chances de gol porque el equipo de Marcelo Gallardo apeló a la falta táctica.

Ellos tuvieron sus chances y a nosotros nos costó un poco más porque cortaron con muchas faltas. Pero por suerte se nos dio en los penales y seguimos adelante”, indicó “Cali”.

Izquierdoz contó que la idea era copiar “la intensidad” con la que juega River; pidió tiempo “para seguir creciendo porque este es un grupo nuevo” y agradeció el “apoyo constante” de los hinchas.

A su lado, el volante Juan Ramírez coincidió en la necesidad de “seguir trabajando para mejorar cada día“.

“Nunca pensé que iba a llegar y que iba a jugar dos partidos en seis días, y uno de esos partidos un superclásico que por suerte ganamos en los penales. Pero bueno, cuando trabajás bien las cosas llegan y eso también es para el equipo”, concluyó.

Finalmente, el defensorMarcos Rojo dio rienda suelta a su desahogo al estimar que “fue durísimo, por todo lo que se pasó desde Brasil, porque se venía comiendo mierda”, enfatizó.

“En los dos partidos con Mineiro merecimos ganar (por octavos de la Libertadores en la que Boca fue eliminado). Hoy nos llevamos una alegría muy importante para el grupo”, consideró.

“Fue muy injusto todo lo que vivimos en la pasada semana, debiendo jugar los chicos por el torneo local. Hoy fue un desahogo”, concluyó Rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *