Rubén Rézola finalizó séptimo en la final B de K1 200

Rubén Rézola finalizó séptimo en la final B de K1 200

El santafesino finalizó en la misma posición en la que lo había hecho en las semifinales y así terminó su participación en la capital japonesa.

El santafesino Rubén Rézola terminó en el séptimo puesto de su semifinal en el K1 de 200 metros del canotaje y repitió la misma performance en la Final B de la disciplina, poniendo punto final a su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Con un tiempo de 36.552, el argentino quedó solamente por delante del lituano Mindaugas Maldonis en una semifinal que de todas formas fue muy pareja. Es que, entre el primero y el último, solamente existió una diferencia de 1.523 segundos.

El ganador de la semifinal 2 fue el húngaro Sandor Totka, quien junto al italiano Manfredi Rizza en el segundo lugar y los españoles Carlos Arévalo y Saúl Craviotto en el tercer y cuarto puesto, respectivamente, avanzaron a la Final A, por las medallas.

Para Rézola, la Final B fue igual de pareja, quedando el argentino en el séptimo puesto, con un tiempo de 36.775. El vencedor de la prueba fue el francés Maxime Beaumont, con un tiempo de 35.998.

Justamente con respecto a sus esfuerzos para llegar a la cita olímpica, Rézola realizó una crítica dirigida hacia los directivos de su federación debido a un problema que tuvo en 2020, cuando se le retiró la beca por haber faltado a una concentración.

Rézola, tras su participación en los Juegos Olímpicos: “Pude dejar todo lo que tenía”

El santafesino dialogó con TyC Sports poco después de haber finalizado su participación en Tokio 2020 y aseguró que se retira conforme por haber podido “dejar todo lo que tenía“.

Si bien las condiciones son para todos, hoy no era de mis mejores días porque el viento soplaba en contra y no me favorece mucho. Pude dejar todo lo que tenía, tengo una pequeña molestia en una muñeca pero pude remar bien. Me hubiese gustado por lo menos en la Final B tener mejores sensaciones que en las semis, pero estoy contento por una nueva participación y por haber llegado hasta acá, que no es poco“, expresó.

Justamente con respecto a sus esfuerzos para llegar a la cita olímpica, Rézola realizó una crítica dirigida hacia los directivos de su federación debido a un problema que tuvo en 2020, cuando se le retiró la beca por haber faltado a una concentración.

El año pasado tuve que pelear mucho y todavía sigo haciéndolo. me quitaron la beca por unos cuatro o cinco meses por no haber ido a una concentración. Mentalmente no estaba para ir a concentrar tan lejos y pedí permiso. Seis días antes del selectivo de 2020 me mandaron un mail de dos renglones diciendo que me quitaban la beca. A mi, por la trayectoria que tengo y para cualquier atleta, fue una falta de respeto total por parte delos que administran las becas y los directivos de mi Federación“, comenzó explicando.

Creo que no vieron con quién estaban tratando, que soy una persona que siempre dí todo. Así y todo estoy feliz porque una parte de la espina que me saqué fue demostrarme que podía, porque en ese año entré en un pozo. Merezco unas disculpas públicas y quiero que esto nunca más se haga, quiero ser el último antecedente. Tuve que trabajar porque me quedé sin beca y tenía que pagar mi alquiler, mi vieja, mi famlia y mi novia me ayudaron… Es una lástima que pase esto“, cerró.

 

Fuente: TyC Sports.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *