Agüero marcó para Barcelona pero cayó en el derby ante Real Madrid

Agüero marcó para Barcelona pero cayó en el derby ante Real Madrid

El argentino saltó al campo desde la banca a los 73 minutos en reemplazo de Ansu Fati y marcó a los 96 minutos Los tantos madrileños fueron de David Alaba y Lucas Vázquez.

El delantero argentino Sergio “Kun” Agüero anotó su primer tanto en Barcelona que resultó insuficiente para evitar la derrota ante Real Madrid por 2-1 en el clásico del fútbol español, disputado este domingo en el Camp Nou ante 86.422 espectadores por la décima fecha de LaLiga.

El ex Independiente consiguió el descuento en el minuto 97 cuando el Madrid ya había sacado una diferencia insalvable por los tantos de los defensores David Alaba y Lucas Vázquez, a los 32 y 93 minutos.

En la última jugada del partido, el “Kun” conectó con la cara interna de su pie derecho un centro enviado desde la derecha por el estadounidense Sergiño Dest y cerró una promisoria actuación en los 24 minutos que estuvo en el campo de juego.

El argentino saltó al campo desde la banca a los 73 minutos en reemplazo de Ansu Fati, un cambio del neerlandés Ronald Koeman que pareció tardío frente a la necesidad de darle profundidad a un Barcelona que no lastimaba en la búsqueda del empate.

En su tercera aparición como jugador “culé”, una semana después de su debut, Agüero demostró la potencial importancia que puede adquirir en el equipo cuando consiga su mejor forma física, un objetivo que Koeman se planteó con un esquema progresivo.

Agüero había dado un aviso de su capacidad dentro del área a los 84 minutos cuando cabeceó exigido por encima del travesaño de belga Thibaut Courtois en lo que pudo significar el 1-1 parcial en el clásico.

Con este tanto el “Kun” se convirtió en el futbolista de mayor edad (33 años, cuatro meses y 22 días) en anotar un gol en su primer clásico Barcelona-Real Madrid.

Barcelona, con la posesión de la pelota en el segundo período, buscó la igualdad sin la suficiente agresividad y quedó expuesto al contraataque del Real Madrid, que remató el partido por esa vía con una aparición de Vázquez.

Las fallas del equipo en ambas áreas y el momento de los cambios dejaron aún más expuesto a Koeman, que perdió los tres clásicos desde su llegada a la dirección técnica del conjunto catalán, un récord negativo que no se daba desde la temporada 1935-36 bajo la dirección del irlandés Patrick O’Connell.

En palabras del presidente Joan Laporta, pronunciadas el sábado en la previa del juego en el Camp Nou, la continuidad del neerlandés estará garantizada aún cuando se espera que en las próximas horas recrudezcan las críticas por la magra campaña.

El Barça no logra hacer pie en la era post Messi: se ubica noveno en LaLiga con 15 puntos, a cinco de los punteros Sevilla, Real Madrid y Real Sociedad, que puede ampliar la distancia si vence esta tarde al vigente campeón, Atlético de Madrid.

En la Liga de Campeones de Europa, el equipo “culé” ocupa el tercer puesto del Grupo E, después de recibir goleadas del Bayern Múnich y Benfica, ambas por 3-0, y ganar por la mínima (1-0) ante el Dinamo de Kiev en casa.

Real Madrid, conducido por el italiano Carlo Ancelotti, DT campeón de Europa y del mundo en 2014 en el club, hizo una demostración de fútbol pragmático. Fue sólido en defensa, astuto para replegarse y contundente para sacar diferencias.

El delantero brasileño Vinícius Júnior, con su indescifrable habilidad, resultó un factor desequilibrante en el primer tiempo, lapso en el que su equipo se puso en ventaja con un impresionante zurdazo cruzado del austríaco Alaba.

Real Madrid logró su cuarta victoria consecutiva en el partido más importante del fútbol español, que no pierde desde marzo de 2019.

Fuente: Télam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *