Colón tuvo premio a su entrega y ganó un partido increíble

Colón tuvo premio a su entrega y ganó un partido increíble

Libertad lo ganaba 77/73 a 10 segundos del final pero un triple de Gutiérrez, un error visitante y dos libres de Ríos le dieron la victoria por 78 a 77. Viene el líder San Isidro el domingo.

 

Colón fue el que comenzó mejor, con mucha eficacia a distancia, especialmente de su base Ludueña (8), aunque Libertad, dentro de un cuarto inicial de mucha eficacia tras el arco de los dos.

Eso indudablemente elevó el lumínico. Simondi empezó a ganar terreno en el poste bajo, en el duelo contra Zulberti. El Sabalero fue el que se llevó los 10’ por 29/27, con 5/7 tras el arco y su rival 5/8.

Todo cambió en el segundo segmento, porque en la extensión de sus quintetos el que sacó réditos fue el conjunto sunchalense. Con Wall (8) activo en sus cortes al aro, Eydallín muy picante (10) y Giménez (8) aprovechando cada asistencia en el poste bajo.

Colón ya no tuvo porcentajes altos, le costó correr y todo dependió de algunas penetraciones de Gutiérrez o Cueva. La claridad de los Tigres lo pusieron 47-41 arriba en medio partido.

Libertad prorrogó ese cierre de la primera mitad en todo el tercer cuarto. Defendiendo bien, con el uruguayo Barrera (11) muy efectivo y un Wall (13) en llamas. Todo ese combo lo llevó a escaparse 61-47. Luego del minuto de De Cecco, fue otro Colón, con una ráfaga de 7/0 que lo dejó 61-54 a 2’ del epílogo. Y siguió así, con zona, robos, corridas y un triple de Ríos para pasar 64-61 (corrida 17-0). Wall descontó para que el tanteador sea del local 64-63.

El desenlace fue muy dramático, con Colón alternando altos y bajos, pero nuevamente con errores al momento de cerrarlo, con tiros incómodos que le costaron caro. Un triple de Manuel Alonso le dejó en bandeja la victoria a Libertad. Pero habría más. Eydallín con un tiro libre puso 77/73 el juego a merced de los sunchalenses.

Tomás Gutiérrez encontró un triple vital, su quinto, después Eydallín no pudo salir desde el fondo y a Joaquín Ríos le hicieron falta. El cumpleañero lo cerró porque después Simondi tuvo un tiro muy desacomodado que no tocó el aro. Por insistir y nunca bajar los brazos, Colón tuvo su premio para regresar a la victoria.

 

Fuente: Marca Personal 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *