Colón decepcionó y perdió por goleada ante Rosario Central

Colón decepcionó y perdió por goleada ante Rosario Central

El “Canalla” derrotó 4 a 1 al “Sabalero”, en uno de los cuatro encuentros que se celebraron este jueves por la fecha 22 del torneo. Emiliano Vecchio aumentó la cuenta del visitante. Gonzalo Piovi, en contra, descontó en el local.

Colón recibió este jueves un duro mazazo ante su gente al ser goleado por Rosario Central 4-1, en la continuidad de la 22ª fecha de la Liga Profesional. De esta manera, se le terminó el invicto de nueve partidos en el Brigadier López. Los goles fueron de Marco Ruben (3) y Emiliano Vecchio; descontó Gonzalo Piovi. El encuentro tuvo el arbitraje de Mauro Vigliano.

 

Primer tiempo

Colón tuvo otro pésimo comienzo de partido. Al igual que ante Racing, Colón comenzó perdiendo desde el vestuario. Entre Meza y Piovi perdieron la marca de Marco Ruben y el delantero no perdonó.

Con el correr de los minutos pudo acomodarse un poco en el partido, pero todo era cuesta arriba. Con algunas arremetidas de Beltrán y algo de Aliendro y Bernardi, parecía que volvía a estar en partido. Todo cambió cuando Eric Meza se tiró de forma muy peligrosa y le pegó un planchazo a Gastón Ávila. Pese a que primero lo amonestaron, Mauro Vigliano cambio de decisión y lo terminó expulsando.

Domínguez metió mano. Mandó a la cancha a Alexis Castro, Facundo Mura y Santiago Pierotti en lugar de Cristian Ferreira, Nahuel Gallardo y Tomás Moschión.

El complemento

Con el partido cuesta arriba, Colón fue con amor propio y vergüenza deportiva en busca de la heróica, aunque estaba claro que también se prestaba para recibir más goles. Era matar o morir. En la primera mano, otra vez Marco Ruben la mandó a guardar, liquidando todo con mucho por jugar. El escenario estaba claro y la desazón de la gente era inocultable. Justo cuando el Brigadier López jugaba con su aforo completo.

A los 14′, el Sabalero encontró algo de envión con el gol de Gonzalo Piovi para poner un poco de suspenso a la cosa. Esto le permitió crecer y hasta quedar cerca del segundo, pero las piernas no eran las mismas y el visitante estaba con el cuchillo entre los dientes.

 

Fuente: LT10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *