La historia de los refranes: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”

Por lo general, los refranes no deben tomarse de manera literal, sino de forma simbólica. O sea, no hace falta preguntarse si éste vale para el mono también. Muchos le atribuyen la autoría al español Tomás de Iriarte (1750-1791) por su alusiva fábula en verso, pero el mismo fabulista menciona al refrán desde el inicio.

Generated by Feedzy